Protocolo japonés a la hora de comer sushi

Japón es un país con unas tradiciones culinarias muy arraigadas. En su gastronomía abundan las formalidades y los protocolos. En su cultura culinaria se da mucha importancia a los detalles, especialmente a todo lo referente a la materia prima, cuidando mucho su origen. Se tratan todos los alimentos con delicadeza hasta que llega al plato, y una vez ahí, tiene hasta una normativa respecto a su colocación.

Si quieres saber más sobre el protocolo que hay que seguir para comer sushi ¡Atento! Te enseñamos cómo desenvolverte como un auténtico japonés con su plato más internacional.

¡Usa tus manos! Usar tus dedos para comer sushi es totalmente aceptado según el protocolo japonés. Tus manos se convertirán en tus aliadas a la hora de comerte un nigiri con total elegancia sin que pierda la consistencia. Eso sí, siempre bien limpias.

Respeta el arroz: Si mojas el arroz en salsa soja, pones en entredicho la técnica de los maestros del sushi. Una técnica que se tarda años en perfeccionar y que se cuida minuciosamente. Es mejor mojar con delicadeza el pescado -girando el nigiri– sin empapar el arroz ya que puede desmoronarse al humedecerse en exceso.

De un solo bocado: El sushi se sirve en porciones para comerse idealmente en un único bocado. Está diseñado así para que disfrutes de todos los sabores en conjunto.

Los aderezos, cuando tocan: Moja el pescado en la salsa de soja con sutileza para que le aporte un toque de sabor sin que se convierta en el sabor protagonista. El wasabi es el condimento ideal para el pescado, le aporta un toque picante muy característico. Eso sí: no lo diluyas en el cuenco de la soja ya que es un gesto de mala educación.

En cambio, la función del jengibre no es acompañar el pescado sino limpiar el paladar entre pieza y pieza para que no interfieran los sabores entre sí.

Cuando hagas tú pedido en Nomomoto, puedes añadir de forma gratuita la cantidad de complementos que quieres recibir para que disfrutes según tus preferencias.

Comparte con precaución: Si compartes una bandeja de sushi, y más en los tiempos que corren, la forma más higiénica es usando la parte trasera de los palillos para seleccionar tus piezas y así evitar el contacto entre tu boca y la bandeja común.

Cómo usar los palillos: Los palillos o hashi no tienen necesidad de afilarse para eliminar astillas. Ese gesto, inofensivo a nuestra percepción, está muy mal visto por los japoneses. Sujeta un palillo de forma fija debajo de tu pulgar y sostén el segundo entre el pulgar y el índice. Mueve este segundo palillo arriba y abajo y será tu ayuda para agarrar las piezas de sushi, los fideos o cualquier delicia de nuestra carta.

En el país del sol naciente, los palillos son un utensilio más no solo a la hora de comer sino también a la hora de cocinar ya que dan mucha precisión de agarre. En Japón, también se usan para tareas como batir huevos, hacer tempuras, etcétera.

Comunícate con los palillos: Los palillos también pueden servir para indicar si estás satisfecho a la hora de comer: colócalos sobre el cuenco de la soja si has terminado.

Si no los vas a utilizar por un momento, colócalos juntos -nunca cruzados- usando un reposapalillos o hashioki, el plato o incluso puedes improvisar un reposapalillos doblando la funda en la que te los servimos.

Aunque si los palillos no son lo tuyo, siempre puedes incluir en tu pedido unos palillos kids, un soporte especial para tus palillos que te permitirá agarrar las piezas con total facilidad.

Ahora que ya sabes más del código de protocolo en la mesa ¿A qué esperas para ponerlo a prueba? Haz tu pedido aquí y traslada tu paladar directo a Japón.